Los dos ejes fundamentales son la promoción y desarrollo de la propia cartera de activos, así como la realización de nuevas inversiones

QUABIT PRESENTA SU PLAN ESTRATÉGICO DE NEGOCIO 2017–2021

El plan de crecimiento de la compañía incluye inversiones por valor de más de 455 millones de euros en suelos urbanos residenciales con alto potencial de demanda

La financiación para el desarrollo de nuevas promociones está asegurada tras el acuerdo firmado con Avenue Capital Group para la adquisición de nuevos suelos, y por el desarrollo y comercialización de la cartera de activos propios

El objetivo es triplicar el valor en libros de la compañía y remunerar al accionista con un retorno sobre la inversión superior al 5% en concepto de dividendos

Quabit Inmobiliaria ha presentado su plan estratégico 2017–2021 con el objetivo de continuar creciendo y reposicionarse como referente claro en la consolidación del sector.

NUEVAS INVERSIONES
La compañía tiene previsto invertir más de 455 millones de euros en suelos urbanos ubicados principalmente en Madrid, su área metropolitana y zona del Corredor del Henares, así como en otras zonas estratégicas con alto potencial de demanda –Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía (con especial atención a la Costa del Sol)– y otras capitales con potencial de desarrollo como Zaragoza, La Coruña o Santander.

Para ello, y tras el acuerdo alcanzado con Avenue Capital Group al cierre del pasado ejercicio, Quabit dispone de una línea de financiación de hasta 60 millones de euros para compra de suelos. Esta línea de financiación y la posibilidad de reutilizar los fondos, junto con la financiación bancaria de los préstamos suelos, ofrecen un potencial de financiación de hasta 130 millones de euros para adquirir nuevos suelos.

Además, la financiación también está asegurada por el desarrollo y la comercialización de la cartera de activos propios incorporados al Plan de Negocio que generan un cash flow de 145 millones de euros, equivalente a más del 50% del cash flow operativo total durante el periodo 2017-2021.

Además, Quabit Inmobiliaria ha previsto captar hasta 40 millones de euros vía ampliación de capital próximamente.

ENTREGA DE VIVIENDAS
En total, durante el periodo que abarca el Plan se ha considerado la entrega de más de 4.000 viviendas (1.226 procedentes de activos en cartera y 2.864 de nuevas inversiones), con una facturación prevista de 1.096 millones de euros.

CARTERA DE ACTIVOS
Quabit posee suelo actualmente libre de cargas cuyo objetivo es ir vendiéndolo o comenzar a promoverlo. La compañía prevé un volumen de facturación de 75 millones de euros por la venta de suelo en cartera.

La combinación de las líneas estratégicas detalladas en el plan de Quabit con horizonte 2021 tiene su reflejo en los siguientes OBJETIVOS FINANCIEROS:

  • Inversiones en suelo:    455 mill. €
  • Facturación:     1.171 mill. €
  • Margen de explotación:    190 mill. €
  • Resultado después de impuestos:    193 mill. €
  • Cash Flow Operativo:    289 mill. €
  • Cash Flow Generado (Caja Final):    70 mill. €


CREACIÓN DE VALOR Y REMUNERACIÓN AL ACCIONISTA
Quabit ha previsto el pago de dividendos, tanto en acciones como en metálico, por importe de 68 millones de euros que, junto con los beneficios previstos en el horizonte del plan persiguen dos objetivos: 1) remunerar al accionista con un retorno sobre la inversión superior al 5% en concepto de dividendos; y 2) triplicar el valor en libros de la compañía.

BALANCE ESTABILIZADO
Para todo ello, Quabit parte de una posición sólida con el endeudamiento sustancialmente reducido, la estructura financiera consolidada y su situación patrimonial saneada, y todo ello, además, en un marco de crecimiento y confirmación de crecimiento del sector inmobiliario. 

Además, la compañía dispone de DOS IMPORTANTES PALANCAS DE VALOR fuera de balance: créditos fiscales pendientes de activar y descuentos sobre la deuda (se estima un descuento de la deuda para el periodo 2017–2021 de 28 millones de euros).

Éste es el punto de partida del Plan de Negocio, centrado en la promoción y desarrollo de su propia cartera de activos, así como en la realización de nuevas inversiones, que resultará en el fortalecimiento de su patrimonio neto (multiplicar por 3 los fondos propios) y en una importante reducción de la deuda bancaria (ratio de deuda financiera neta / activos de 0,46x en 2021, frente al nivel de 0,66x de 2016).