QUABIT and SAREB reach a debt restructuring agreement

This agreement allows Quabit to materialize the capital increase to be proposed to its shareholders in the upcoming General Shareholders’ Meeting.

Después de varios meses de negociación, Quabit Inmobiliaria y la Sociedad de Activos procedentesde la Reestructuración Bancaria (SAREB) han llegado a un acuerdo para la reestructuración de la deuda que Quabit tiene contraída con SAREB –que representa un 72% del total del endeudamiento financiero del Grupo y cuyo vencimiento estaba previsto para el año 2016–.

El acuerdo ha sido ratificado por los Consejos de Administración de ambas entidades, quedando pendiente su implementación jurídica que se espera formalizar en el mes dejulio.

Con este nuevo acuerdo,Quabit se compromete a realizar el pago anticipado de 35,6 millones de euros antes de final de año, lo que le permitirá liberar activos con potencial de desarrollo a corto plazo sobre los que está previsto desarrollar cerca de 1.000viviendas.

Paralelamente, se establece un nuevo calendario de vencimientos anuales hasta el año 2022.

Así mismo, con relacióna la deuda asociada al stock de producto terminado (53 viviendas), ambas entidades han consensuado fijar nuevos precios mínimos de venta que permitirán agilizar la liquidación del stock residencial y cancelar la deuda asociada.

La firma de esteacuerdo facilitará a Quabit Inmobiliaria la posibilidad de materializar laampliación de capital que tiene previsto proponer en la Junta General de Accionistas del próximo martes 30 de junio, por importe aproximado de hasta 70 millones de euros.

Con respecto al resto de la deuda del Grupo, la mayor parte (representativa del 24% del total), tiene el pago limitado a los activos concretos que la garantizan. Para el 4% restante se tratará de acordar condiciones similares a las alcanzadas ahora con SAREB.

“La materialización de este acuerdo –explica Félix Abánades, Presidente de Quabit Inmobiliaria– nos permite afrontar el futuro a largo plazo de manera optimista y nos sitúa en el punto de partida para convertirnos nuevamente en un agente activo y referente del sector. Durante los últimos ejercicios hemos estado trabajando para estabilizar la estructura financiera y hoy tenemos la oportunidad devolver a desarrollar nuevas inversiones y proyectos.”

“Además –continúa Abánades– las dos entidades podemos sentirnos satisfechas por el trabajo conjunto realizado y el acuerdo alcanzado. Quabit ha sentado las bases para potenciar su futuro, gestionar ydesarrollar activamente sus propios activos, y hacer frente a los compromisos de pago de la deuda".